• English
  • Español

Impuesto de sociedades - V1866-22 - 05/08/2022

Número de consulta: 
V1866-22
Español
DGT Organ: 
SG de Impuestos sobre las Personas Jurídicas
Fecha salida: 
05/08/2022
Normativa: 
LIS Ley 27/2014 arts. 18-1,2,4 y 6
Descripción de hechos: 

La sociedad consultante durante el ejercicio 2020 desarrolla únicamente una actividad de carácter profesional, concretamente servicios de publicidad.Durante el año 2021 va a ejercer, casi con total certeza, además otra de índole empresarial (venta de materiales y herramientas publicitarias)Durante este mismo ejercicio, es probable que entre un nuevo socio en la sociedad de tal forma que la participación accionarial quedaría de la siguiente forma: 40% nuevo socio y 60% socio fundador.De toda la facturación de la sociedad se prevé que, en el año 2021, el 50% corresponderá a la actividad profesional y el otro 50% a la actividad empresarial.

Cuestión planteada: 

1.- ¿En qué supuestos una sociedad es considerada como profesional desde el ámbito subjetivo si coexiste con una actividad empresarial?2.- ¿Qué valoración de mercado debe aplicarse a la factura del socio hacia su sociedad?3.- En aplicación del artículo 18.6 apartado b) de la LIS, ¿el socio profesional debe imputar en su declaración de la renta como rendimiento de actividad económica el 75% del resultado íntegro de la sociedad, o el 75% de la parte correspondiente a la actividad profesional?4.- ¿Puede el socio profesional aplicar el criterio de caja en su IRPF tras cumplir con lo dispuesto en el art.18.6 LIS? Si la empresa tuviese suficiente liquidez ¿estaría obligada al pago íntegro de todas las facturas emitidas por el socio profesional a sociedad? ¿existe una fecha límite para el pago de estas facturas?

Contestación completa: 

En primer lugar, es preciso señalar que el artículo 88.1 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, dispone que:

“1. Los obligados podrán formular a la Administración tributaria consultas respecto al régimen, la clasificación o la calificación tributaria que en cada caso les corresponda.”

Conforme a lo anterior, la contestación a la presente consulta no puede versar sobre materias ajenas al régimen, la clasificación o la calificación tributaria. En consecuencia, este Centro Directivo no puede entrar a valorar las cuestiones que no sean de naturaleza tributaria por exceder del ámbito de sus competencias.

IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES

En relación con la valoración que debe aplicarse a los servicios prestados por el socio a su sociedad, el artículo 18 de la LIS establece que:

“1. Las operaciones efectuadas entre personas o entidades vinculadas se valorarán por su valor de mercado. Se entenderá por valor de mercado aquel que se habría acordado por personas o entidades independientes en condiciones que respeten el principio de libre competencia.

2. Se considerarán personas o entidades vinculadas las siguientes:

a) Una entidad y sus socios o partícipes.

(…)

En los supuestos en los que la vinculación se defina en función de la relación de los socios o partícipes con la entidad, la participación deberá ser igual o superior al 25 por ciento. La mención a los administradores incluirá a los de derecho y a los de hecho.

(…)

4. Para la determinación del valor de mercado se aplicará cualquiera de los siguientes métodos:

a) Método del precio libre comparable, por el que se compara el precio del bien o servicio en una operación entre personas o entidades vinculadas con el precio de un bien o servicio idéntico o de características similares en una operación entre personas o entidades independientes en circunstancias equiparables, efectuando, si fuera preciso, las correcciones necesarias para obtener la equivalencia y considerar las particularidades de la operación.

b) Método del coste incrementado, por el que se añade al valor de adquisición o coste de producción del bien o servicio el margen habitual en operaciones idénticas o similares con personas o entidades independientes o, en su defecto, el margen que personas o entidades independientes aplican a operaciones equiparables, efectuando, si fuera preciso, las correcciones necesarias para obtener la equivalencia y considerar las particularidades de la operación.

c) Método del precio de reventa, por el que se sustrae del precio de venta de un bien o servicio el margen que aplica el propio revendedor en operaciones idénticas o similares con personas o entidades independientes o, en su defecto, el margen que personas o entidades independientes aplican a operaciones equiparables, efectuando, si fuera preciso, las correcciones necesarias para obtener la equivalencia y considerar las particularidades de la operación.

d) Método de la distribución del resultado, por el que se asigna a cada persona o entidad vinculada que realice de forma conjunta una o varias operaciones la parte del resultado común derivado de dicha operación u operaciones, en función de un criterio que refleje adecuadamente las condiciones que habrían suscrito personas o entidades independientes en circunstancias similares.

e) Método del margen neto operacional, por el que se atribuye a las operaciones realizadas con una persona o entidad vinculada el resultado neto, calculado sobre costes, ventas o la magnitud que resulte más adecuada en función de las características de las operaciones idénticas o similares realizadas entre partes independientes, efectuando, cuando sea preciso, las correcciones necesarias para obtener la equivalencia y considerar las particularidades de las operaciones.

La elección del método de valoración tendrá en cuenta, entre otras circunstancias, la naturaleza de la operación vinculada, la disponibilidad de información fiable y el grado de comparabilidad entre las operaciones vinculadas y no vinculadas.

Cuando no resulte posible aplicar los métodos anteriores, se podrán utilizar otros métodos y técnicas de valoración generalmente aceptados que respeten el principio de libre competencia.

(…)

6. A los efectos de lo previsto en el apartado 4 anterior, el contribuyente podrá considerar que el valor convenido coincide con el valor de mercado en el caso de una prestación de servicios por un socio profesional, persona física, a una entidad vinculada y se cumplan los siguientes requisitos:

a) Que más del 75 por ciento de los ingresos de la entidad procedan del ejercicio de actividades profesionales y cuente con los medios materiales y humanos adecuados para el desarrollo de la actividad.

b) Que la cuantía de las retribuciones correspondientes a la totalidad de los socios profesionales por la prestación de servicios a la entidad no sea inferior al 75 por ciento del resultado previo a la deducción de las retribuciones correspondientes a la totalidad de los socios-profesionales por la prestación de sus servicios.

c) Que la cuantía de las retribuciones correspondientes a cada uno de los socios-profesionales cumplan los siguientes requisitos:

1º Se determine en función de la contribución efectuada por estos a la buena marcha de la entidad, siendo necesario que consten por escrito los criterios cualitativos y/o cuantitativos aplicables.

2º No sea inferior a 1,5 veces el salario medio de los asalariados de la entidad que cumplan funciones análogas a las de los socios profesionales de la entidad. En ausencia de estos últimos, la cuantía de las citadas retribuciones no podrá ser inferior a 5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples.

El incumplimiento del requisito establecido en este número 2º en relación con alguno de los socios profesionales, no impedirá la aplicación de lo previsto en este apartado a los restantes socios-profesionales.”

Así, en la medida en que el socio tiene individualmente una participación superior al 25% en la entidad consultante, este y la entidad consultante están vinculados en los términos dispuestos en el artículo 18.2 a) de la LIS debiendo, en consecuencia, valorarse las operaciones efectuadas por su valor de mercado, de conformidad con lo establecido en el apartado 1 del artículo 18 de la LIS y aplicando lo dispuesto en el apartado 4 de dicho artículo.

Por su parte, el apartado 6 del artículo 18 de la LIS señala que la valoración de mercado en los casos de prestaciones de servicios por un socio profesional persona física a una entidad vinculada, en la medida en la que se cumplan los requisitos en él establecidos, podrá ser el valor convenido por las partes. En el presente caso no se cumple el requisito establecido en la letra a) del artículo 18.6 de la LIS en la medida en que, tal y como se manifiesta en el escrito de consulta, los ingresos procedentes de la actividad profesional serán del 50 por ciento del total de la facturación de la entidad, no superando en consecuencia el 75 por ciento exigido en la mencionada letra a).

De acuerdo con lo anterior, la valoración de las prestaciones de servicios realizadas por el socio a la sociedad deberá efectuarse mediante la aplicación de cualquiera de los métodos recogidos en el apartado 4 del artículo 18 de la LIS, en los términos dispuestos en dicho apartado.

IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSONAS FÍSICAS

En relación con las cuestiones consultadas referidas al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas debe indicarse que, con independencia de la naturaleza que corresponda a la retribución correspondiente a los servicios prestados por los socios a la sociedad, debe tenerse en cuenta que el artículo 41 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio establece que “La valoración de las operaciones entre personas o entidades vinculadas se realizará por su valor normal de mercado, en los términos previstos en el artículo 16 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades”, referencia que debe entenderse realizada a partir de 1 de enero de 2015 al artículo 18 de la LIS.

En lo que respecta a la cuestión relativa a cómo se determina el posible valor de mercado de la retribución satisfecha por la sociedad al socio y la posible aplicación al caso consultado de lo establecido en el apartado 6 del artículo 18 de la LIS, se reitera que entre los requisitos exigidos en dicho precepto está que más del 75 por ciento de los ingresos de la entidad procedan del ejercicio de actividades profesionales, circunstancia que el consultante manifiesta que no se produciría en el presente caso, por lo que, como ya se ha indicado con anterioridad, no sería de aplicación lo establecido en dicha norma.

Lo que comunico a Vd. con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.