• English
  • Español

IRPF V0902-20 - 16/04/2020

Número de consulta: 
V0902-20
DGT Organ: 
SG de IRPF
Fecha salida: 
16/04/2020
Normativa: 
Ley IRPF. Ley 35/2006. Art. 14
Descripción de hechos: 

La esposa del consultante, que falleció el 22 de noviembre de 2019, era propietaria junto con su hermano de un piso alquilado.

Cuestión planteada: 

Atribución de los rendimientos del capital inmobiliario de 2019 correspondientes al referido piso.

Contestación completa: 

En el ámbito de los rendimientos del capital inmobiliario, pues cabe entender —al no indicarse nada en el escrito de consulta— que el arrendamiento de inmuebles no se realiza como actividad económica, el artículo 14.1 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (BOE del día 29), establece su imputación al período impositivo en que sean exigibles por su perceptor.

Por tanto, los rendimientos del capital inmobiliario correspondientes al piso alquilado —en este caso, la mitad indivisa propiedad de la esposa fallecida— y que hayan sido exigibles con anterioridad a su deceso procederá integrarlos en la liquidación del IRPF del último período impositivo que deba declararse; tal como se establece en el apartado 4 del mismo artículo 14:

“En el caso de fallecimiento del contribuyente todas las rentas pendientes de imputación deberán integrarse en la base imponible del último período impositivo que deba declararse”.

Por su parte, los rendimientos correspondientes a la participación indivisa del inmueble arrendado que se producen con posterioridad a la muerte de la causante ya no son evidentemente de su titularidad, sino que su tributación se realizará en la imposición personal de la renta de los herederos a quienes se adjudique aquella participación (derecho de usufructo en su caso) —si la herencia hubiera sido aceptada—, o a través de la herencia yacente si no se hubiera efectuado su aceptación. En este punto, procede hacer referencia a lo dispuesto en el artículo 8.3 de la Ley del Impuesto:

“No tendrán la consideración de contribuyente las sociedades civiles no sujetas al Impuesto sobre Sociedades, herencias yacentes, comunidades de bienes y demás entidades a que se refiere el artículo 35.4 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria. Las rentas correspondientes a las mismas se atribuirán a los socios, herederos, comuneros o partícipes, respectivamente, de acuerdo con lo establecido en la Sección 2.ª del Título X de esta Ley.”.

Por su parte, la mencionada sección 2ª del título X establece en sus artículos 88 y 89 lo siguiente:

- Artículo 88.

“Las rentas de las entidades en régimen de atribución de rentas atribuidas a los socios, herederos, comuneros o partícipes tendrán la naturaleza derivada de la actividad o fuente de donde procedan para cada uno de ellos”.

- Artículo 89.

“1. Para el cálculo de las rentas a atribuir a cada uno de los socios, herederos, comuneros o partícipes, se aplicarán las siguientes reglas:

1. ª Las rentas se determinarán con arreglo a las normas de este Impuesto, y no serán aplicables las reducciones previstas en los artículos 23.2, 23.3, 26.2 y 32 de esta Ley, con las siguientes especialidades:

a) La renta atribuible se determinará de acuerdo con lo previsto en la normativa del Impuesto sobre Sociedades cuando todos los miembros de la entidad en régimen de atribución de rentas sean sujetos pasivos de dicho Impuesto o contribuyentes por el Impuesto sobre la Renta de no Residentes con establecimiento permanente.

b) La determinación de la renta atribuible a los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de no Residentes sin establecimiento permanente se efectuará de acuerdo con lo previsto en el capítulo IV del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, aprobado por el Real Decreto Legislativo 5/2004, de 5 de marzo.

(…).

3. Las rentas se atribuirán a los socios, herederos, comuneros o partícipes según las normas o pactos aplicables en cada caso y, si éstos no constaran a la Administración tributaria en forma fehaciente, se atribuirán por partes iguales.

4. Los miembros de la entidad en régimen de atribución de rentas que sean contribuyentes por este Impuesto podrán practicar en su declaración las reducciones previstas en los artículos 23.2, 23.3, 26.2 y 32 de esta Ley.

(…)”.

Lo que comunico a usted con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria (BOE del día 18).