• English
  • Español

- V0072-15 - 13/01/2015

Número de consulta: 
V0072-15
Español
Fecha salida: 
13/01/2015
Normativa: 
Ley 16/2013
Real Decreto 1042/2013
Descripción de hechos: 

Se adquiere gas fluorado de efecto invernadero con destino a su incorporación a contenedores, provistos de sistemas de refrigeración, que están vinculados al régimen aduanero de importación temporal.

Cuestión planteada: 

¿Es aplicable la exención contenida en el apartado Siete.1.b) del artículo 5 de la Ley 16/2013?

Contestación completa: 

El artículo 5 de la Ley 16/2013, de 29 de octubre, por la que se establecen determinadas medidas en materia de fiscalidad medioambiental y se adoptan otras medidas tributarias y financieras (BOE de 30 de octubre) crea el Impuesto sobre los Gases Fluorados de Efecto Invernadero (IGFEI).

Según el apartado V del preámbulo de la citada Ley 16/2013, a través del IGFEI se pretenden corregir determinadas externalidades, como son las ocasionadas por las emisiones de determinados gases fluorados a la atmósfera.

En aras de la consecución de dicho objetivo, el IGFEI se configura como un tributo de naturaleza indirecta que recae sobre el consumo de aquellos productos comprendidos en su ámbito objetivo y grava, en fase única, el consumo de estos productos atendiendo al potencial de calentamiento atmosférico.

Mediante el Impuesto se persigue hacer efectivo el principio de “quien contamina paga”; por ello, como se pretenden gravar las emisiones efectivas de gases fluorados de efecto invernadero a la atmósfera, resultan exentas de gravamen las entregas de gases fluorados destinadas a su envío o utilización fuera del ámbito territorial de aplicación del Impuesto.

El ámbito de aplicación del IGFEI es todo el territorio español sin perjuicio de los regímenes tributarios forales de concierto y convenio económico en vigor, respectivamente, en los territorios del País Vasco y en la Comunidad Foral de Navarra.

De conformidad por lo anterior, mediante el IGFEI se pretenden gravar las emisiones de efecto invernadero a la atmósfera derivadas del consumo en el territorio español de determinados gases fluorados.

En este sentido, la letra b) del número 1 del apartado siete del artículo 5 de la Ley 16/2013 dispone que están exentas en las condiciones que reglamentariamente se establezcan:

“b) La primera venta o entrega efectuada a empresarios que destinen los gases fluorados de efecto invernadero, incluidos los contenidos en productos, equipos o aparatos, a su envío o utilización fuera del ámbito territorial de aplicación del Impuesto.”.

Por su parte, el artículo 12 del Reglamento del Impuesto sobre los Gases Fluorados de Efecto Invernadero, aprobado por el Real Decreto 1042/2013, de 27 de diciembre, establece:

“La aplicación de la exención a la que hace referencia la letra b) del número 1 del apartado siete del artículo 5 de la Ley 16/2013, de 29 de octubre, se aplicará conforme a las reglas siguientes:

Quienes realicen la primera venta o entrega de gases fluorados de efecto invernadero a empresarios que los utilicen o envíen fuera del ámbito territorial de aplicación del Impuesto, solicitarán a los mismos la presentación o exhibición de la tarjeta acreditativa de la inscripción en el registro territorial y una declaración suscrita por estos en la que conste que el destino de los gases fluorados va a ser la utilización o el envío fuera del territorio de aplicación del Impuesto.

La acreditación del envío fuera del ámbito territorial de aplicación del Impuesto se efectuará mediante la aportación del correspondiente DUA de exportación o, en el caso de envíos con destino a otro Estado miembro, mediante cualquier medio de prueba admitido en derecho. En particular, podrán tener dicha consideración el contrato, la factura o cualquier otro documento acreditativo del transporte.”.

De acuerdo con lo anteriormente expuesto, se puede afirmar que lo realmente importante a la hora de determinar si las entregas de gases efectuadas en el territorio de aplicación del impuesto están exentas es el destino de dichos gases, esto es, si se van a consumir o no fuera del territorio español.

Sentado lo anterior, cabe señalar que en la consulta planteada los gases se incorporan a contenedores frigoríficos que están vinculados al régimen aduanero de importación temporal.

A este respecto, el artículo 137 del Reglamento (CEE) 2913/92 del Consejo, de 12 de octubre de 1992, por el que se aprueba el Código Aduanero Comunitario (DOCE L 302 de 19 de octubre), establece que: “El régimen de importación temporal permitirá el uso en el territorio aduanero de la Comunidad, con exención total o parcial de los derechos de importación, y sin que estén sometidas a medidas de política comercial, de las mercancías no comunitarias destinadas a ser rexportadas sin haber sufrido modificaciones, a excepción de su depreciación normal causada por el uso que se haga de ellas.”

Asimismo, el apartado 1 del artículo 140 del Código Aduanero dispone que: “Las autoridades aduaneras fijarán el plazo en que las mercancías de importación deberán haberse reexportado o haber recibido un nuevo destino aduanero. Este plazo deberá ser suficiente para que se pueda alcanzar el objetivo de la utilización autorizada”.

No obstante, el artículo 6 del anexo B3 del Convenio relativo a la importación temporal de 26 de junio de 1990 (Convenio de Estambul), establece que el plazo para la reexportación de las mercancías importadas en el marco de una operación comercial será de al menos seis meses a partir de la fecha de importación temporal.

A su vez, el artículo 9 del Anexo I del Convenio de Estambul, señala que: “La ultimación de la importación temporal tendrá lugar normalmente con la reexportación de las mercancías (incluidos los medios de transporte) que se encuentren en importación temporal.”

A su vez, artículo 557 del Reglamento (CEE) 2454/93 de la Comisión, de 2 de julio de 1993, por el que se fijan determinadas disposiciones de aplicación del Código Aduanero (L 253 de 11 de octubre) dispone que se concederá la exención total de derechos de importación a los contenedores que lleven en lugar apropiado y bien visible determinadas indicaciones de identificación inscritas de forma duradera.

Así, el apartado 2 del artículo 557 del Reglamento de aplicación, establece que: “los contenedores podrán utilizarse en el tráfico interior antes de su rexportación. No obstante, los contenedores sólo podrán utilizarse una vez durante cada estancia en un Estado miembro para el transporte de mercancías cargadas dentro del territorio de dicho Estado miembro y destinadas a ser descargadas en este mismo territorio, cuando se trate de evitar que los contenedores realicen un viaje de vacío en el territorio de ese Estado”.

De acuerdo con la normativa anteriormente expuesta, se indica que los contenedores que se encuentren en régimen de importación temporal con exención total deberán cumplir, entre otras, las siguientes condiciones:

- Ser reexportados o haber recibido un nuevo destino aduanero en el plazo de 6 meses.

- No se permitirá la utilización de los contenedores en el tráfico interior. No obstante los contenedores podrán utilizarse una vez durante cada estancia en un Estado miembro en el tráfico interior antes de su reexportación.

Una vez analizada la normativa aplicable y teniendo en cuenta que la ultimación de la importación temporal tendrá lugar, normalmente, con la reexportación de las mercancías en el plazo legalmente establecido, se presume, salvo prueba en contrario, que los gases fluorados de efecto invernadero que se destinen a su incorporación a los sistemas de refrigeración de los contenedores que se encuentren vinculados al régimen de importación temporal van a ser consumidos fuera del territorio de aplicación del impuesto; por tanto resulta de aplicación la exención regulada en el apartado Siete. 1. b) del artículo 5 de la Ley 16/2013.

Así, en la medida en que se presume, salvo prueba en contrario, que los gases fluorados van a ser consumidos, por tanto, emitidos fuera del territorio de aplicación el impuesto, se puede afirmar que estarán exentas las entregas de los gases que, formando parte del ámbito objetivo de aplicación del IGFEI, se destinen a su incorporación a los sistemas de refrigeración de los contenedores que se encuentren vinculados al régimen de importación temporal, siempre que el contenedor al que va destinado dicho gas se reexporte en el plazo legalmente establecido y se cumplan las obligaciones inherentes al régimen de importación temporal.

Lo que comunico a Vd. con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.