AUTÓNOMOS A LA ESPERA DE LA APROBACIÓN DE SU LEY

autónomo

Antes de nada está Ley no está vigente, actualmente se halla en trámite. El Congreso aprobó tramitar la Ley de medidas urgentes de impulso al trabajo autónomo y el proceso continua.

Parece muy probable que las Medidas estrella sean las siguientes:

En primer lugar, se reducen los recargos del 20% que se imponían hasta ahora por no abonar en plazo las cuotas a la Seguridad Social. Con la nueva Ley dichos recargos pasarán a ser del 3, el 5 o el 10% si se abonan las cuotas debidas en el primer, segundo o tercer mes respectivamente.

Además, los autónomos dejarán de cotizar por el mes completo, de tal forma que las altas y bajas se computarán desde el día en que se produzcan. Por otro lado, el autónomo podrá cambiar hasta cuatro veces al año su base de cotización, dentro de los límites mínimos y máximos que establece el reglamento.

En segundo lugar, se amplía la cuota reducida de 50 euros para los nuevos autónomos de 6 a 12 meses. Dicha ampliación también afecta a las bonificaciones previstas para el fomento del empleo autónomo, siempre y cuando se trate de nuevas incorporaciones a la Seguridad Social. Los autónomos que opten por una base de cotización superior a la mínima que les corresponda disfrutarán de una reducción sobre la cuota.

El Título III establece una serie de medidas para favorecer la conciliación laboral y familiar de los autónomos. Así, se mejoran las bonificaciones por cuidado de familiares, maternidad o riesgo durante embarazo o la lactancia. Además, se equiparan los incentivos económicos de las madres autónomas que se incorporen a su actividad en los dos años posteriores a la maternidad con los que disfrutan las trabajadoras del Régimen General.

Por último, los autónomos podrán deducirse en el IRPF los gastos de mantenimiento del vehículo hasta el 50%, equiparando así la aplicación del IVA y del IRPF para los mismos supuestos.

LAS MEDIDAS NO CONTEMPLADAS

Hay cuatro medidas que los autónomos exigen desde hace mucho tiempo:

* Una cuota progresiva a la Seguridad Social, con múltiples tramos, que permita pagar en función de lo que se ingresamos. El sistema actual beneficia solo a los autónomos con un volumen de facturación elevado, que pueden cotizar por la base mínima a pesar de que ganen mucho más. Mientras tanto, los pequeños autónomos tienen que hacer frente a un gasto fijo de más de 260 euros al mes, incluso en períodos de escasa facturación, como las bajas por enfermedad o las vacaciones.

* La equiparación de derechos entre los trabajadores autónomos y los asalariados. Y es que la brecha entre los dos colectivos es cada vez más grande en aspectos como la jubilación o las bajas.

* Medidas para fomentar la consolidación de los negocios. En el paquete de reformas aprobado se incorpora la ampliación de la tarifa plana, pero se trata de una acción para promover el alta de más trabajadores autónomos. Sin embargo, la mitad de las pymes españoles cierra antes de cumplir los 5 años de vida. Es decir, que hacen falta más ayudas para que los negocios puedan despegar.

* La regulación de los autónomos dependientes (Trade), que ya han solicitado en numerosas ocasiones las distintas asociaciones del colectivo debido a que se trata de una figura recurrente en muchas empresas.

SII
Sello de PayPal oficial