INFORMACIÓN A 24 DE OCTUBRE

Boletin semanal con las noticias más interesantes.

La supresión de los denominados coeficientes de abatimiento golpeará con dureza el bolsillo de los ciudadanos

al elevar de forma sustancial la fiscalidad de la venta de activos que se adquirieron antes de 1995. A partir del 1 de enero de 2015, la tributación por la venta de estos bienes se multiplicará hasta por cuatro. En el caso de la vivienda, a este varapalo se suma la eliminación de los coeficientes de corrección monetaria. La Defensora del Pueblo, ha mostrado su preocupación y quiere conocer si se ha previsto alguna medida que mitigue su aplicación en casos de jubilados o desempleados obligados a vender su casa. Preocupa también que se fomente la venta hasta final de año y luego se desincentive. Fiscalistas consultados esperan que este varapalo sea mitigado o eliminado en las enmiendas a la reforma fiscal en el Senado.

La presión fiscal repuntará al 34,1% en 2015,

medio punto más que este año, a pesar de la rebaja del IRPF y del Impuesto de Sociedades que entrará en vigor el 1 de enero del próximo año.  Así lo refleja el Gobierno en el 'Plan Presupuestario de 2015' que ha remitido a Bruselas.  El incremento de la presión fiscal se producirá tanto por el aumento de la presión fiscal de los impuestos sobre la producción e importaciones, que pasará del 11,29% al 11,64%, como por el incremento de la presión fiscal de los impuestos corrientes sobre la renta y la riqueza, que repuntará ligeramente hasta el 10,33% (frente al 10,28% de este año).

La Agencia Tributaria lanzará el nuevo sistema de gestión de IVA con información en tiempo real para facilitar el pago y el cobro del impuesto.

El nuevo sistema, llamado 'Suministro Inmediato de Información' (S.I.I.) entrará en vigor el 1 de enero de 2017, por lo que existirá un margen temporal que la Agencia considera "suficiente" para introducir los cambios normativos necesarios, adaptar los sistemas informáticos y facilitar la adecuación de los contribuyentes. Sólo será obligatorio para las grandes empresas, grupos societarios a efectos de IVA e inscritos en el régimen de devolución mensual del impuesto. Tendrán la obligación de remitir la información en un plazo de cuatro días hábiles. Por otra parte, con la información recibida, la Agencia Tributaria elaborará un borrador de declaración del IVA.

La morosidad ha propiciado el cierre de más de 400.000 empresas en España desde 2008

y ha generado una menor competitividad de muchas de ellas y les ha obligado a despedir a sus empleados ante la demora en el cobro de sus facturas, según el estudio 'Informe sobre la morosidad del crédito comercial en España 2014', elaborado por EAE Business School y la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad. "Sin penalizaciones administrativas, será imposible conseguir el cumplimiento efectivo de la Ley", indica. Así, el 68% de las empresas se han visto forzadas a aceptar acuerdos comerciales que les obligan a cobrar a plazos superiores a los 60 días. Además, en caso de sufrir impagos, solo un 12% exige habitualmente a sus morosos los intereses de demora devengados, frente al casi 75% restante que no lo hacen.

Hacienda mantiene reuniones con colectivos empresariales para mejorar el sistema del IVA de Caja.

Ha iniciado los contactos con los miembros de la Comisión para la Lucha contra la Morosidad Privada para diseñar un nuevo sistema. Y una de las opciones que tiene encima de la mesa es la de la inversión del sujeto pasivo. El proveedor emite una factura y debe esperar 60 días, el tiempo legal establecido por ley, para el cobro de la misma. Sobrepasado ese plazo, el proveedor podrá ir a Hacienda, denunciar el impago y solicitar la inversión del sujeto pasivo. Es decir, que la Administración Tributaria será la que reclamará directamente el pago de dicho IVA al deudor. “Con esta iniciativa se podrían detectar empresas morosas porque permitiría a la Agencia Tributaria conocer a aquellos contribuyentes que se han desgravado un IVA que no han pagado y permitiría a las empresas seguir disponiendo de tesorería”, señalan desde la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad y miembro de la citada Comisión.

Baleares anuncia una "amplia" Reforma Fiscal para 2015

con la que "reducirá todos los impuestos directos y tasas" donde el Govern tiene "capacidad normativa".   En este sentido, ha avanzado que se reducirán el IRPF, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, el Impuesto de Patrimonio, el ITP para vehículos de segunda mano y todas las tasas de la comunidad. Según ha señalado "se amplían los tramos de la escala de 4 a 6 y se reducen los tipos entre 3,75 y 2,5 puntos respecto de la actual escala autonómica". Asimismo, Bauzá ha explicado que el mínimo personal y familiar se incrementa un 10%, entre los 115 y los 900 euros, siguiendo tres criterios básicos: "la discapacidad, nuestros mayores y las familias con hijos a cargo a partir del tercer descendiente".

 

SII
Sello de PayPal oficial