VENTANILLA ÚNICA PARA SIMPLIFICAR EL IVA

Bandera de la UNIÓN Europea

RESUMEN DE LA PROPUESTA:

* unas nuevas normas que permitan a las empresas que venden productos en línea tramitar fácilmente y en un solo lugar todas sus obligaciones en materia de IVA en la UE;
* para simplificar las normas del IVA a las empresas emergentes y a las microempresas que venden en línea, el IVA sobre las ventas transfronterizas de importe inferior a 10 000 EUR será gestionado a nivel nacional; las pymes se beneficiarán de unos procedimientos más sencillos para las ventas transfronterizas de hasta 100 000 EUR que les facilitarán la vida;
* luchar contra el fraude del IVA desde fuera de la UE, que puede distorsionar el mercado y crear una competencia desleal;
* permitir a los Estados miembros reducir los tipos de IVA aplicados a las publicaciones digitales, como los libros electrónicos y los periódicos en línea.

El Ejecutivo comunitario ha dado a conocer recientemente una serie de medidas para mejorar y simplificar el impuesto sobre el valor añadido (IVA) para el comercio electrónico en la Unión Europea. “Nuestras propuestas facilitarán a los consumidores y a las empresas, en particular a las emergentes y a las pymes, la compra y la venta de bienes y servicios en línea”, destacan desde la Comisión Europea. En todo caso, las propuestas se presentarán en el Parlamento Europeo para su posterior adopción.

La CE pretende crear un portal para los pagos del IVA en línea en toda la Unión Europea (ventanilla única). El ente cree que los gastos para el cumplimiento de la normativa del IVA se reducirán “notablemente”, ahorrando a las empresas europeas 2.300 millones de euros al año. Asimismo, las nuevas normas garantizarán que este impuesto se pague en el Estado miembro del consumidor final, lo que “dará lugar a una distribución más justa de los ingresos fiscales entre los países de la UE”. De hecho, desde Bruselas aseguran que estas propuestas ayudarán a Europa a recuperar 5.000 millones de euros que se pierden cada año en el IVA de las ventas en línea –que podrían llegar a los 7.000 millones en el ejercicio 2020.

El vicepresidente encargado del Mercado Único Digital, Andrus Ansip, ha declarado que “estamos cumpliendo nuestra promesa de liberar el comercio electrónico en Europa. Ya hemos propuesto que enviar paquetes resulte más asequible y eficaz, proteger mejor a los consumidores cuando compran en línea y abordar el bloqueo geográfico injustificado. Ahora vamos a simplificar las normas del IVA, la última pieza del rompecabezas. La propuesta aumentará la cooperación transfronteriza”. Por su parte, el comisario de Asuntos Económicos, Fiscalidad y Unión Aduanera, Pierre Moscovici, explica que “las empresas que operan en línea en la UE han estado pidiendo que les hagamos la vida más fácil. Las empresas grandes y pequeñas que venden en línea en el extranjero tramitarán ahora el IVA de la misma manera que lo harían con las ventas en sus propios países”. Para Moscovici, esta situación conlleva “una reducción del tiempo perdido, una simplificación de la burocracia y una disminución de los costes”, añade.

En concreto, la Comisión propone una nueva reglamentación que permita a las empresas de e-commerce tramitar en un solo lugar todas sus obligaciones en materia de IVA en la Unión Europea. A día de hoy, las compañías de comercio electrónico pagan 8.000 euros por cada Estado miembro en el que venden u operan. La CE plantea que estas empresas realicen una declaración trimestral por el IVA adeudado en el conjunto de la Unión Europea, utilizando la ventanilla única digital del IVA. Según indican desde Bruselas, la carga administrativa empresarial se verá reducida en un 95%.

En segunda instancia, Bruselas propone que las empresas emergentes y las microempresas que venden en línea puedan gestionar a nivel estatal el IVA sobre sus ventas transfronterizas por un importe inferior a 10.000 euros. Además, establece que las pymes puedan beneficiarse de procedimientos más sencillos para las ventas en otros Estados miembros de hasta 100.000 euros. Estas medidas se aplicarían en 2018 para los servicios electrónicos y en 2021 para los productos en línea.

Otra de las propuestas es la que prevé luchar contra el fraude del IVA desde fuera de la UE, que puede distorsionar el mercado y crear una competencia desleal. Es por ello por lo que Bruselas demanda suprimir la actual exención del IVA de la que disfrutan los pequeños envíos importados en Europa de un precio inferior a 22 euros. Para la CE, este sistema está abierto al “fraude masivo y al abuso”, ya que deja a las empresas en “clara desventaja” frente a las competidoras de terceros países cuando se les aplica a ellas el IVA “desde el primer céntimo de euro vendido”.

Europea desarrolle las normas de aplicación de dicha directiva. Por último, también defiende que el umbral “no sea eliminado hasta que las simplificaciones se hagan efectivas”, de aquí a cuatro años, para dar “tiempo suficiente a una transición”, concluyen desde la European Express Association.

SII
Sello de PayPal oficial