Inspecciones a las grandes empresas tecnológicas

Ayuda fiscal

Tenemos la impresión que las grandes tecnológicas llegan tarde al mundo tributario, los sistemas de Ingeniería Fiscal que utilizan ni son novedosos ni realmente útiles, otras empresas en el pasado utilizaron sistemas parecidos y pagaron las consecuencias. Cuesta comprender que tendiendo tantos procedentes sigan ese camino ( ¿cierta sensación de impunidad por su volumen? ), veamos algunos ejemplos:

Según recoge Apple en su memoria, la Agencia Tributaria tiene abiertas inspecciones sobre las declaraciones del Impuesto sobre Sociedades, el IVA y el Impuesto sobre la Renta de No Residentes de los ejercicios comprendidos entre 2009 a 2012. La mayor partida de gastos es la relativa al personal. La compañía tenía a cierre del ejercicio 2015 un total de 1.163 empleados (64 profesionales más que el año previo), que generaron unos gastos de personal de 39,3 millones de euros.

El importe de los pagos por arrendamientos de las tiendas que tiene en España ascendió en 2015 a 12,98 millones de euros.

No es el único caso, el pasado 1 de julio, la Agencia Tributaria (AEAT) registró dos sedes de Google en Madrid en el marco de una investigación por elusión fiscal. 

En la memoria anual, los administradores de la sociedad consideran que no existen contingencias fiscales "de importes significativos" derivadas de "posibles interpretaciones diferentes de la normativa fiscal aplicable" a las actividades de Google en España. En el informe de auditoría, realizado por Ernst & Young, no se recoge ninguna salvedad sobre las cuentas presentadas.

Hacienda ya abrió inspección a Google en 2011 y levantó sendas actas por el Impuesto de Sociedades de 2007 y 2008, que se saldaron con el pago de 1,9 millones.

La palabra clave es Ingeniería fiscal tanto Apple como Google, como muchas otras tecnológicas, utiliza la ingeniería fiscal para apenas tributar en España por el negocio realmente generado en el país. Por ejemplo, la filial del buscador estadounidense declaró en 2015 unos ingresos de 66,64 millones de euros, lo que representa un aumento del 21,34% respecto al ejercicio previo. 

Estos ingresos corresponden a los derivados de la prestación de servicios de márketing e I+D para el grupo. El cálculo se realiza aplicando un margen de beneficio a los costes incurridos en la prestación de estos servicios.

Sin embargo, la facturación de su principal actividad comercial -la venta de publicidad online- se realiza directamente desde Irlanda, donde se beneficia de una mejor fiscalidad. Posteriormente, traslada los beneficios a Bermudas.

En el sector se estima que los ingresos reales de Google en España por venta de publicidad podrían superar los 600 millones de euros anuales.

De los 66,6 millones de ingresos declarados, la mayoría (63,7 millones) se derivan de la refacturación de costes a Google Irlanda por actividades de márketing y demostración de productos. Los 2,9 millones restantes corresponden a costes derivados de actividades de Investigación y Desarrollo, que se facturan directamente a la matriz estadounidense.

4,00 €
Consultas: 
1
EasyTax logo
SII
Sello de PayPal oficial