ADMINISTRACIÓN Y TECNOLOGÍA

Gente paseando

 

 

Las diversas administraciones, empezando por agencia tributaria, han realizado diversos intentos más o menos acertados para adaptarse a los cambios tecnológicos. Analizamos en este artículo la situación actual en el conjunto de las Adminsitraciones públicas

 

Administración Burocrática

La Administración burocrática de Max Weber ya es historia. Los usos de la tecnología se van imponiendo, y ya es obligación de las administraciones públicas ofrecer a todos los ciudadanos la posibilidad de relacionarse con ellas electrónicamente.

Esto ha conllevado la aprobación de numerosa normativa, y sobre el papel el trabajo está hecho. No obstante, ahora corresponde ponerlo en práctica, lo cual ya es más complicado.

 

Administración Moderna

Por el momento, la ley 39/2015, de 1 de octubre ha puesto todos los elementos para la consecución de una Administración moderna, eficaz y, lo que es más importante, eficiente. Asimismo, en el ámbito de la Generalitat de Cataluña, ya en 2010 se aprobó la ley de procedimiento administrativo y régimen jurídico de las administraciones públicas catalanas, introduciendo todos los instrumentos legales para hacer factible esa meta.

 

Administración real

Pero la Administración tiene su propio ritmo. La aplicabilidad de la regulación vigente por el momento es un camino largo y oscuro, y no se aprecia la luz al final del túnel. Veamos algún ejemplo:

Según la ley 39/2015, los expedientes administrativos deben ser electrónicos. En la realidad, como es sabido, esto no es así, ni hay visos de que llegue a serlo en un futuro próximo. Los expedientes continúan siendo en papel, y los más atrevidos tienen ya su expediente electrónico, pero junto con el expediente tradicional en soporte físico.

Administración online

Una de las ventajas de la administración electrónica es la considerable reducción en costes; la idea de un expediente electrónico implica esa reducción, siempre que el mismo no coexista con el tradicional expediente en papel.

 

Conclusión

Los programas informáticos creados para incorporar los expedientes electrónicos son demasiado incipientes, y producen aun muchos fallos, que generan desconfianza entre sus usuarios.

Sin embargo, no todo es problema del soporte informático, ni mucho menos; buena parte del personal necesita un reciclaje en este terreno, pero para llevarse a cabo se requiere tiempo e implicación. No es fácil.

Hay muchos problemas intrínsecos a la propia Administración; pero también hay que sumar los problemas existentes por parte de la población; muchos ciudadanos ven con desconfianza y recelo el hecho que sus datos personales, sus trámites administrativos, sus quehaceres profesionales, circulen por la red.

Sí, hay nuevos aires en la Administración, que intenta aprender de la empresa privada para convertirse en una organización efectiva y eficiente, que genera resultados y que satisface a su cliente, el ciudadano. No en vano, en paralelo al nuevo concepto de administración electrónica, se habla por primera vez en el mundo administrativo de las nuevas políticas de gestión, de la necesidad de aplicar nuevos métodos como el ciclo Deming, de mejora continua, de la aplicación de la gestión pública orientada a los resultados, de la transparencia, y tantos otros nuevos conceptos.

No obstante, esa impresionante maquinaria que es la Administración Pública debe deshacerse de muchos obstáculos, anacrónicos ya, para poder hacerse un hueco en el  camino de las organizaciones o entidades del presente que miran hacia el futuro. Evolucionar para mejorar. En la realidad. No solo aprobando leyes que sean acordes con los tiempos, sino creando los instrumentos necesarios para que todo ello sea factible.

Noticias relacionadas

SII
Sello de PayPal oficial