España y las Cuentas de las Administraciones Públicas

Situación española

Centraremos el breve análisis en dos factores: la recaudación y el Déficit Público

Recaudación

Las múltiples y continuas subidas fiscales aprobadas desde el inicio de la crisis no han impedido que España se mantenga como uno de los países con menos ingresos tributarios.
En el IRPF, el IVA o el impuesto sobre sociedades, las tres grandes figuras impositivas que existen en todos los Estados la UE, España se encuentra por debajo de la media, según los últimos datos de Eurostat. En el IVA, cuyo tipo impositivo ha aumentado cinco puntos desde 2010, España es el tercer país que menos recauda.
En cambio, en los impuestos sobre propiedades y construcciones, la Hacienda española se encuentra en la media, algo que se explica por la importancia del IBI, el impuesto local que grava a los propietarios y que es el único tributo en España que jamás ha perdido recaudación. En los impuestos sobre transferencias de capital, que incluye el impuesto sobre sucesiones y donaciones, España ocupa la tercera posición, solo superado por Bélgica y Francia.
En el caso de las cotizaciones sociales, que no es un impuesto pero actual como tal, la dinàmica es la misma que los tres impuestos principales antes mencionados.

Déficit público

En la EU-28 el déficit público con respecto al PIB disminuyó del 3,2 % en 2013 al 2,9 % en 2014 y en la ZE-19, del 2,9 % al 2,4 %. Cuatro Estados miembros —Dinamarca, Alemania, Estonia y Luxemburgo — registraron superávit público en 2014. Además, once Estados miembros de la UE, a saber, Bulgaria, Chequia, Letonia, Lituania, Hungría, Malta, los Países Bajos, Austria, Rumanía, Eslovaquia y Suecia, registraron en 2014 un déficit inferior al 3,0 % del PIB .
Italia registró un déficit del 3,0 % del PIB en 2014. En 2014 se registró un déficit superior al 3,0 % del PIB en doce Estados miembros de la UE: los mayores déficits públicos (en porcentaje del PIB) se registraron en Chipre (8,8 %), España (5,8 %), Croacia y el Reino Unido (ambos un 5,7 %).
Los déficits de las administraciones públicas (en relación con el PIB) se redujeron en 2014 con respecto a 2013 en diez Estados miembros. Dos Estados miembros, los Países Bajos y el Reino Unido, registraron en 2014 el mismo déficit que en 2013. Estonia y Dinamarca pasaron de tener déficit en 2013 a registrar un superávit en 2014. Alemania registró un superávit en 2014 ligeramente superior al de 2013, mientras que el superávit de Luxemburgo disminuyó ligeramente entre 2013 y 2014. Los otros doce Estados miembros de la UE registraron un déficit más elevado en 2014 que en 2013.

Recaudación baja  es la causa de estos elevados desequilibrios en las cuentas públicas

 

En 2015, la recaudación fue del 38,2% del PIB, muy lejos del 46,6% alcanzado en la media de la zona euro. De la misma manera, el nivel de gasto público en relación a la riqueza nacional es muy inferior a la media. En concreto, se situó en el 43,3% del PIB, por debajo del 48,6% en al Eurozona.

España, de hecho, tiene el quinto menor nivel de ingresos del conjunto de la Unión Europea, no sólo de la Eurozona, Únicamente, se sitúa por delante de Rumanía (34,2%), Lituania (34,9%), Letonia (35,9%) e Irlanda (32,8%), que es el país con menor presión fiscal debido a sus singularidades tributarias. Un país como Grecia, con graves problemas estructurales y con elevados niveles de economía sumergida, es capaz de recaudar diez puntos de PIB más que España. En concreto, un 48,1%.

Los datos de Eurostat muestran que Luxemburgo (1,2%), Alemania (0,7%) y Estonia (0,4%) fueron los únicos países de la UE que registraron superávit fiscal, mientras que Suecia acabó en tablas. Ni déficit ni excedente presupuestario.

Noticias relacionadas

SII
Sello de PayPal oficial