MEDIDAS DE PROTECCIÓN DE DEUDORES HIPOTECARIOS SIN RECURSOS

Sin dinero en el bolsillo

Se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto-ley 5/2017, de 17 de marzo, por el que se modifica el Real Decreto-ley 6/2012, de 9 de marzo, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, y la Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social.

 

Este Real Decreto-Ley adopta tres tipos de medidas para continuar con la política de protección a personas que padecen dificultades extremas para hacer frente a sus deudas hipotecarias. Estas medidas son las siguientes:

 

1.- Se amplía el ámbito de aplicación de las medidas de protección de los deudores hipotecarios en situación de especial vulnerabilidad. Así, se entiende que se encuentran en una circunstancia familiar de especial vulnerabilidad:

      1.º La familia numerosa, de conformidad con la legislación vigente.

   2.º La unidad familiar monoparental con hijos a cargo.

   3.º La unidad familiar de la que forme parte un menor de edad.

   4.º La unidad familiar en la que alguno de sus miembros tenga declarada discapacidad superior al 33 por ciento, situación de dependencia o enfermedad que le incapacite acreditadamente de forma permanente, para realizar una actividad laboral.

   5.º La unidad familiar con la que convivan, en la misma vivienda, una o más personas que estén unidas con el titular de la hipoteca o su cónyuge por vínculo de parentesco hasta el tercer grado de consanguinidad o afinidad, y que se encuentren en situación personal de discapacidad, dependencia, enfermedad grave que les incapacite acreditadamente de forma temporal o permanente para realizar una actividad laboral.

   6.º La unidad familiar en que exista una víctima de violencia de género.

   7.º El deudor mayor de 60 años, aunque no reúna los requisitos para ser considerado unidad familiar.

 

2.- Se amplía en tres años adicionales, desde la entrada en vigor de esta norma, la aplicación de la suspensión de lanzamiento. Es decir, se amplía hasta mayo del año 2020 la suspensión de los lanzamientos sobre viviendas habituales de colectivos especialmente vulnerables. 

 

3.- Se establecen mecanismos de alquiler en favor de los deudores ejecutados sobre los inmuebles cuyo lanzamiento sea objeto de suspensión. Así, el deudor hipotecario ejecutado cuyo lanzamiento haya sido suspendido, podrá solicitar y obtener del acreedor ejecutante de la vivienda, o persona que actúe por su cuenta, el alquiler de la misma por una renta anual máxima del 3 por cien de su valor al tiempo de la aprobación del remate, determinado según tasación, aportada por el ejecutado y certificada por un tasador homologado

 

Noticias relacionadas

SII
Sello de PayPal oficial