• English
  • Español

IRPF V1201-20 - 04/05/2020

Consultation number: 
V1201-20
DGT Organ: 
SG de IRPF
Departure date: 
04/05/2020
Regulation: 
Ley 35/2006, art. 18
Description of facts: 

En enero de 2019 el consultante se jubila en la empresa donde venía trabajando desde 1979. En aplicación de las normas internas de su empresa, en su última nómina percibió una mejora económica vinculada con la antigüedad.

Issue raised: 

Aplicación de la reducción del artículo 18.2 de la Ley 35/2006.

Complete answer: 

Desde la calificación como rendimientos del trabajo que procede otorgar a la mejora económica sobre la que se plantea la cuestión (satisfecha directamente por la empresa en la última nómina, según cabe deducir de lo indicado en el escrito de consulta), el asunto que se plantea es si a su importe se le puede aplicar la reducción del 30 por 100 que el artículo 18.2 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (BOE del día 29), establece para determinados rendimientos íntegros del trabajo.

El referido artículo 18.2 establece la aplicación de la reducción para los rendimientos íntegros del trabajo (distintos de los previstos en su artículo 17.2.a) “que tengan un período de generación superior a dos años, así como aquellos que se califiquen reglamentariamente como obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo, cuando, en ambos casos, sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo siguiente, se imputen en un único período impositivo.

(…)

No obstante, esta reducción no resultará de aplicación a los rendimientos que tengan un período de generación superior a dos años cuando, en el plazo de los cinco períodos impositivos anteriores a aquél en el que resulten exigibles, el contribuyente hubiera obtenido otros rendimientos con período de generación superior a dos años, a los que hubiera aplicado la reducción prevista en este apartado.

(…)”.

Descartada la calificación de la mejora económica como uno de los rendimientos obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo (pues no corresponde con ninguno de los supuestos a los que el artículo 12 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, otorga tal calificación), la única posibilidad —a efectos de la aplicación de la reducción— será desde la consideración de la existencia de un período de un período de generación superior a dos años.

Respecto a la existencia de dicho período superior a dos años, procede señalar que para su apreciación el criterio que viene manteniendo este Centro exige la vinculación del propio rendimiento con una antigüedad en la empresa (como mínimo) por ese tiempo y que el convenio colectivo, acuerdo, pacto o contrato en el que se haya establecido el rendimiento —incluyendo sus requisitos de antigüedad— supere también el período de dos años exigido por la normativa del impuesto. Cumpliéndose esa doble condición se entiende que el período de generación del rendimiento es superior a dos años.

En consecuencia, a la mejora económica objeto de consulta le resultará aplicable la reducción del 30 por ciento siempre que se cumpla la doble condición señalada en el párrafo anterior y, además, no concurran las limitaciones que el propio artículo 18.2 de la Ley del Impuesto establece respecto a la cuantía de rendimientos y respecto a la aplicación, en el plazo de los cinco períodos impositivos anteriores a aquél en el que la mejora económica resulte exigible, de la reducción sobre otros rendimientos con período de generación superior a dos años.

Lo que comunico a usted con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria (BOE del día 18).